¿ Usted pensaba que el clásico chopp era el único recipiente para servir una cerveza? Aquí tiene las opciones correctas para cada tipo de cerveza artesanal:

Vaso Pilsen: Vaso alto de base angosta que luego se ensancha. Su capacidad se encuentra entre los 250 a 360 ml. Este modelo logra expresar el color de una cerveza dorada y cristalina, mantiene su frío, efervescencia y favorece una buena corona de espuma.

Vaso Cáliz: Este tipo de vaso está pensado para las cervezas de alta calidad e intenso sabor, ya que su boca ancha genera que el aroma se despliegue por toda la superficie, permitiendo apreciar todas sus cualidades.

Vaso Pinta: Este es un formato utilizado comúnmente en el Reino Unido. Cada vaso contiene un tamaño exacto de 568 ml. Su forma favorece una espuma consistente en lugar de alta, permitiendo apreciar las características del líquido. Este modelo es ideal para cervezas que no se beban ni muy frías ni muy carbonatadas, como una stout.

Vaso Chopp: Generalmente este modelo se usa para cervezas que se beben bien frías, y que suelen ser suaves, refrescantes y livianas. Su asa evita que la mano transmita el calor a la bebida y el borde grueso ayuda a mantener la espuma. Este vaso es ideal para cervezas tiradas. El chopp puede encontrarse en vidrio, porcelana o incluso metal.

Vaso Tulipa: Este modelo incluye dos formas. Una es más alargada y delgada, mientras que la otra es más baja y curvada. Concentra los aromas y ayuda a la formación de una corona de espuma alta y duradera. Son ideales para cervezas aromáticas, con buen cuerpo, como las ales escocesas y belgas, las barley wines, cervezas rojas y otras similares.

Vaso Flauta: vaso tipo tubo, ideal para cervezas más delicadas. Adecuado para cervezas aromáticas.

 

Productos Relacionados