Normalmente estamos acostumbrados a mostrarte nuestros regalos corporativos para que puedas obsequiar en alguna fecha importante o cualquier otro evento que tenga una relevancia considerable. Sin embargo, hoy te proponemos que te tomes un tiempo para pensar y mirar a tu alrededor. Hoy pensamos que más allá de los regalos materiales también es importante regalar momentos.

Cada vez más departamentos de Recursos Humanos se animan a avanzar y convencer a los ejecutivos de destinar parte del tiempo productivo de sus colaboradores en actividades solidarias.

Es por eso que queremos aprovechar y darte una pequeña lista con 3 ONG’s con las que podrás aportar tu granito de arena. ¡Toma Nota!

Fundación Leer: Trabajan estrechamente con grandes, medianas y pequeñas empresas que creen, que la educación es una estrategia maestra de desarrollo, de combate a la pobreza y de atención a la raíz de los problemas para ir a las causas y no sólo mitigar las consecuencias. Desde hace 20 años trabajan en alianza con el sector privado logrando un impacto duradero y sostenible en las vidas de miles de niños que se benefician a través de sus proyectos. Tu empresa puede formar parte de esta red y contribuir para fomentar la alfabetización y la promoción de la lectura. Para conocer más podes escribirles a desarrolloinstitucional@leer.org.ar

Fundación Pescar: La ONG sin fines de lucro apunta específicamente a promover la cultura del trabajo entre jóvenes mayores de 16 años. Para eso, tiene un método poco común: instala centros educativos en el interior de las mismas empresas. Allí, educadores de la fundación, junto con empleados voluntarios, brindan cursos de capacitación laboral, que están especializados en la actividad que realiza la empresa.  En 1976 el empresario Geraldo Linck abrió las puertas de su empresa en Brasil para enseñarles un oficio a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Linck se inspiró en el proverbio “Si quieres quitar el hambre a un hombre dale un pez; pero si quieres que no vuelva a tener hambre enséñale a pescar”. Con el paso del tiempo, su proyecto llamó la atención de otros empresarios y en 1988 se fundó “Projeto Pescar”.  En 2003 el empresario argentino Edgardo Palmero conoció el programa en un viaje a Brasil y junto a Silvia Rueda de Uranga y aliados fundaron “Fundación Pescar Argentina, educando para el trabajo”. Actualmente Pescar tiene más de 20 Centros Pescar en todo el país, además de otros programas de empleabilidad.

Banco de Alimentos: Nació en la crisis de 2002, imitando el modelo de gestión de los bancos de alimentos de Estados Unidos. Recibe miles de toneladas de alimentos por año, donados por empresas alimenticias y particulares, pero necesita de miles de voluntarios por año para seleccionar la mercadería y llevarla a destino, escuelas y comedores. Para eso, se asocia con empresas de todo el país y abre sus puertas para que los empleados puedan pasar hasta seis horas armando paquetes. La fundación esta presente en la Red Argentina de Bancos de Alimentos y la Reg Global de Bancos de Alimentos, lo que hace que la iniciativa sea ideal para empresas del interior del país.