No hay nada mejor para un empleado o cliente que sentirse importante y valorado, eso se puede lograr con un buen regalo que no necesariamente tiene que ser muy costoso, ya que el sólo hecho de tomarse el tiempo para pensar ya lo hace importante.

Como se acerca la época de celebraciones, sabemos que es una buena ocasión para ser generosos y agradecidos. Los regalos corporativos pueden ser la mejor opción para tener un detalle con tus empleados o con tus clientes y no dejar a nadie indiferente.

Antes de iniciar la búsqueda del regalo perfecto, es recomendable preguntarse cuáles son los motivos. Puede ser para compensar un buen desempeño o para motivar un mejor comportamiento; o tal vez sólo para conseguir una actitud más amigable. Lo fundamental es que sea significativo y que permanezca como un recuerdo tuyo dando algo especial a alguien especial.

El reconocimiento a los colaboradores es una forma importante de retroalimentación positiva, después de todo, ¿A quién no le gusta ser reconocido por sus esfuerzos? Un estudio realizado en 2013 por Globalforce, incluso nos da más razones para establecer este tipo de retroalimentación en nuestra organización. El estudio, refuerza la idea de que es cada vez más evidente la relación entre el reconocimiento y el desempeño del empleado. Cuando se hace un reconocimiento, éste afecta directamente en los resultados del negocio.

El aumento gradual del “feedback”, sólo podría ser la clave para un efecto dominó saludable, haciendo que los empleados estén más comprometidos con la empresa, sean más productivos, estén más conectados con los valores de la organización, y más satisfechos con sus opiniones.

Cuando uno pasa a regalarle algo a otra persona y el hecho de tomar la iniciativa, quiere decir que invitas al cliente o empleado a entablar una relación más estrecha y de confianza.

Así es, cuando nos regalan algo nos sentimos apreciados, y qué mejor para un empleado o cliente que sentirse así…

Regalar es una manera de demostrar el interés por los demás, puesto que, al hacer un regalo, se está tomando el tiempo y la molestia de hacerlo, lo cual al que recibe el regalo le suele causar mejor efecto que el valor intrínseco en sí mismo.

Te invitamos a mirar el contenido de nuestro sitio web, acá vas a poder encontrar una gran variedad de obsequios que podés combinar y/o adaptar como prefieras.

Recordá que algunas veces el mejor regalo es aquel que más nos sorprende.