“Un hombre no puede dividirse entre el poeta que busca la expresión justa de nueve a doce de la noche y el gacetillero indolente que deja caer las palabras sobre las mesas de redacción como si fueran granos de maíz. El compromiso con la palabra es a tiempo completo, a vida completa. Puede que un periodista convencional no lo piense así. Pero un periodista de veras no tiene otra salida que pensar así. El periodismo no es algo que uno se pone encima a la hora de ir al trabajo. Es algo que duerme con nosotros, que respira y ama con nosotros”.

Tomás Eloy Martínez

 

 

Nuestro país celebra  cada 7 de junio el Día del Periodista, fecha establecida en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas realizado en Córdoba, en conmemoración a la “Gazeta de Buenos Ayres” fundada por Mariano Moreno en 1810.

Desde sus comienzos el rol de los periodistas se ha vuelto fundamental en la sociedad, y a la par de la tecnología que tanto acompaña a esta profesión, ha sufrido cambios, éxitos, momentos difíciles, ha visto nacer figuras memorables y ha desempolvado tantas opiniones como personas existen.

¿Existe la objetividad? ¿Qué es la comunicación y para qué sirve? ¿Es consciente la sociedad de que no siempre lo que vemos es lo que hay? ¿Para qué y quién informamos? ¿Somos espejo o molde de lo que pasa? ¿Cuán influyentes son mis palabras? ¿Por qué algunas cosas son noticia y otras no?

Responder a interrogantes de esa índole es una de las luchas internas que atraviesa todo periodista durante el recorrido de su profesión. Y haber elegido serlo no es poca cosa.

Por eso en este día es preciso reconocer la labor de cada uno de aquellos que eligieron tomar ese estilo de vida con responsabilidad, creatividad, pero sobre todo con aquella curiosidad y búsqueda que tanto caracteriza a los voceros del cuarto poder.

Lo invitamos a conocer desde aquí opciones para hacer que este día sea mucho más especial aún.