Desde el punto de vista de las relaciones trabajar en una organización es como comprometerse con una pareja. A partir del “sí, quiero” compañeros y jefes formarán parte de nuestro día a día. Los compañeros de trabajo y la familia política no se pueden escoger, compramos el kit completo. A veces, la química surge y una cuñada se convierte en nuestra hermana o un compañero de trabajo puede engrosar la lista de nuestros mejores amigos. La diferencia es que en el trabajo arriesgamos más que una mala o buena comida de Navidad. Están en juego nuestro desarrollo profesional, nuestros objetivos, nuestro sustento y el de nuestra familia.

Varios estudios lo demuestran: tener una amistad en el trabajo fomenta el compromiso con los proyectos y mejora el desempeño laboral.

Asimismo, las empresas están experimentando un gran cambio. Algunas apuestan por crear ambientes saludables para los empleados donde las personas evolucionen, tengan una mayor calidad de vida laboral y sean más felices. Promover la “buena onda” ayuda a pasar mejor la jornada y esto repercute en los resultados. Cuando el ambiente de trabajo es distendido nacen las relaciones personales entre empleados y también con los jefes. Esa cercanía favorece que se establezcan vínculos cercanos y de confianza y también que, en ocasiones, sea difícil separar los sentimientos de las funciones.

Usted querido lector ¿tuvo algún cliente o colaborador que pasó a ser un gran amigo?

Muchos argentinos aseguran tener un verdadero amigo en su trabajo y la mayoría señala que comparte con ellos fuera de la oficina. Incluso aseguran que tener amigos en la oficina hace más llevadera la jornada.

Estar con amigos aligera el trabajo y suele mejorar el compromiso que los colaboradores sienten hacia lo que hacen, porque les da una sensación de estar juntos en ello. Muchos especialistas coinciden en que tener amigos en el trabajo puede hacer que un trabajador que estaba ligeramente comprometido llegue a estar realmente involucrado con su trabajo.

Desde nuestro lugar promovemos que estos vínculos de amistad se sigan fortaleciendo ya que Templura no sólo ofrece regalos corporativos, sino que busca que las empresas puedan acercarse a sus clientes o empleados. Como sabemos, la amistad nos hace más felices e, irrefutablemente, seres más productivos.