Hoy en día la salud y el bienestar de los empleados, es algo primordial en las organizaciones, por ello se ha convertido en una de las principales preocupaciones en las empresas.

Implementar y fomentar hábitos de vida saludables en los equipos a través de distintos programas o acciones, son tendencias que cada vez van tomando más peso dentro del ámbito laboral.

Desde Templura queremos profundizar la intención de regalar, de fidelizar, de gratitud que puede tener una empresa con sus empleados y sus clientes.

Hasta ahora nos hemos dedicado a acciones cuyo resultado se traducía en la entrega de un regalo tangible, ahora en esta nueva propuesta buscamos profundizar ese acercamiento, pero a través de una experiencia, que dejará sus huellas a nivel personal.

Es así que junto a Fabiana Fondevila, (escritora, periodista, investigadora de las tradiciones de sabiduría y guía de talleres en los que invita a acercarse íntimamente a las emociones) proponemos encuentros que buscan generar conciencia de bienestar corporativo, entendiendo que el mundo personal y el laboral es uno solo, cuanto más integrados y “amigos” sean más sustentable y sólida será la relación entre colaboradores, o clientes.

Empleados más sanos, que tienen una mentalidad más positiva con respecto al trabajo, poseen más energía para afrontar los retos que se presentan durante la jornada laboral. Además, esto no solo conlleva beneficios de cara a la salud personal de los trabajadores, sino que también repercute de forma positiva en las empresas. Estas se han dado cuenta de que implementar e incentivar este tipo de prácticas se traduce, inevitablemente, en mejores resultados.

Claramente, cuanto más tecnológico se vuelve nuestro entorno, surge la necesidad de “re humanizarnos”. Es necesario empezar a bridarle más tiempo al reencuentro, al aprendizaje emocional, a la reflexión y al autodescubirmiento.

Hay que potenciar la capacidad de comunicación, de creación, de cooperación, y la EMPATÍA, para poder trabajar mejor.

Este nuevo paradigma está comenzando. El tiempo es ahora.