El hilado de llama es un producto 100% natural muy destacado por su suavidad y abrigo. Comparte muchas características con la lana de vicuña pero tiene una fibra más gruesa y resistente.

Las llamas  habitan en zonas de altitud, de climas fríos y secos. Son criadas en libertad en Perú, Bolivia, Chile y Argentina y su esquila se realiza una vez al año entre los meses de Octubre y Noviembre, antes del verano. Esto resulta importante para las llamas ya que, de no ser esquiladas, pueden sufrir exceso de calor.

En la Argentina se realizó la cruza entre llamas y alpacas, obteniendo la llama argentina que se encuentra en una situación de privilegio con animales con excelentes vellones en cuanto a lustre, sedosidad y finura.  Las llamas argentinas han logrado reunir las fortalezas de la llama y la alpaca, obteniendo una excelente producción de fibra.

Existe además una calidad de hilado de llama superior, que es la llamada lana baby o lana descerdada, y que es la proveniente de la primer esquila del animal, ésta es más suave y más cara por ser más exclusiva.

El pelo de llama transmite calor y es liviano y duradero y una prenda confeccionada con  esta lana es una prenda distinguida, lo que la hace un regalo perfecto cuando buscamos agasajar a alguien con un regalo de calidad y fino, y además es un regalo autóctono.

Te ofrecemos una manta de abrigo con pelo de llama que, según su tamaño, corta o larga, puede usarse como manta de viaje, como decoración para vestir algún sillón o pie de cama, por ejemplo.